Diego Martínez Barrio y Unión Republicana: apunte biográfico

Durante los siguientes post analizaremos la figura del político andaluz Diego Martínez Barrio y su partido Unión Republicana, partido que formó parte de la coalición del Frente Popular vencedores de las elecciones generales de 1936.

   Haremos un recorrido por las diferentes etapas por las que atraviesa la política de Martínez Barrio, desde sus primeros años como mano derecha de Lerroux, su escisión del Partido Radical, la creación de Unión Republicana, la formación del Frente Popular y por último, la guerra y el gobierno en el exilio.

   También, veremos las similitudes y divergencias entre los programas de Unión Republicana y el Frente Popular.

   Este trabajo por tanto, representa una pequeña aproximación a la política española de la primera mitad del siglo XX.

Diego Martínez Bario – Foto: Arte e Historia

 BREVE APUNTE BIOGRÁFICO DE DIEGO MARTÍNEZ BARRIO

   Diego Martínez Barrio nació en Sevilla el 25 de noviembre de 1883. Su padre era albañil y su madre vendedora en el mercado. Según las propias palabras de Diego Martínez Barrio[1]:

Mi infancia no conoció otras alegrías que las inevitables de la edad, entreveradas con escaseces que, después de la muerte de mi madre, se convirtieron en miserias.

   Cuando contaba con tan solo once años su madre falleció y tiene que ponerse a trabajar como tipógrafo. Dedicará las noches a leer todos los libros y periódicos que llegaban a sus manos.

   Rápidamente se afilia al partido fundado por Alejandro Lerroux, Partido Republicano Radical y la Juventud Republicana de Sevilla. Durante su servicio militar, en el año 1907, pasó dos meses en el calabozo acusado de un delito de opinión por un artículo. Finalmente, el caso fue sobreseído.

   En 1908 entrar a formar parte de la masonería, iniciándose en la Logia La Fe de Sevilla. Durante varias décadas, tendría un papel destacado en la masonería española, llegando a erigirse como Gran Maestro del Gran Oriente Español.

   Con 17 años funda un semanario republicano llamado Trabajo. Ese mismo año, 1910, es elegido concejal por Sevilla. Con la ayuda del republicano Joaquín Maestro Amado funda otro semanario republicano que llevará el nombre de El Pueblo.

   En 1917 se presenta como candidato a diputado a Cortes por la circunscripción de Osuna-Marchena pero fue derrotado por el candidato conservador, el Marqués de Torrenueva. También en ese año contrae matrimonio civil con Carmen Basset, matrimonio del cual no nacerá descendencia, algo que de lo que el propio Martínez Barrio se lamentaría en el futuro.

   En 1920 fue elegido, nuevamente, concejal en Sevilla y vocal de la Comisión Organizadora de la Exposición Hispano-Americana de 1922. Fue elegido Presidente del Partido Republicano Autónomo de la provincia de Sevilla. En los años de la dictadura de Primo de Rivera lideró la oposición al régimen en Andalucía Occidental.

   Durante el año 1923 volvió a presentarse como diputado, esta vez por Sevilla, y aunque el resultado fue totalmente favorable para él, ni la Junta del Censo, ni el Tribunal Supremo quisieron reconocerlo, por lo que fue proclamado el candidato oficial, Juan Ignacio Luca de Tena, este, en un acto de honestidad, rechazó el acta. Desde ese momento, ambos se procesarán un gran respeto.

   En 1930 forma parte del Comité Central Revolucionario y firma el manifiesto del Pacto de San Sebastián. El Comité tiene que exiliarse un par de meses en París, ya que es perseguido. Estando allí en París, el 14 de abril de 1931, se instaura la II República española.

   Al día siguiente, el 15 de abril, regresa a España. Es nombrado Ministro de Comunicaciones. El 8 de octubre de 1933 es elegido para presidir el Gobierno que debía organizar las elecciones. En el gobierno de Lerroux fue Ministro de la Gobernación, pero finalmente, acabará abandonado el partido dirigido por el primero por las discrepancias surgidas a raíz de la política emprendida por Lerroux y sus pactos con la CEDA.

   Diego Martínez Barrio fundará su propio partido, el Partido Radical Demócrata que más tarde se aglutinaría en Unión Republicana.

   Integrada en Unión Republicana en el Frente Popular, Martínez Barrio fue elegido diputado por Madrid en las elecciones del 16 de febrero de 1936. Fue nombrado presidente de las Cortes y ejerció de manera interina como Presidente de la República entre el 7 de abril y el 10 de mayo de 1936 tras la destitución de Niceto Alcalá Zamora.

   La noche del estallido de la Guerra Civil (del 18 al 19 de julio de 1936), el Presidente de la República, Manuel Azaña, le ofreció la difícil tarea de formar un Gobierno de conciliación tras la dimisión de Santiago Casares Quiroga. Tras una noche frenética, comprendió que la guerra era inevitable y presentó su dimisión el 20 de julio. Fue sustituido por José Giral.

   Con la caída de la República se exilió, primero en Francia y luego en México donde presidió la Junta Española de Liberación. En 1945 fue designado Presidente de la República en el exilio, cargo que ocupó hasta su muerte. Muere en París el 1 de enero de 1962.



[1] MARTÍNEZ BARRIO, Diego, Memorias, Planeta, 1983.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s