Diego Martínez Barrio y Unión Republicana: los objetivos del partido

La creación del nuevo partido es recogida con entusiasmo por El Liberal del día 29 de septiembre de 1934:

Este partido de Unión Republicana, ya lo dijo el Sr. Lara en su magnifico discurso inicial, es, más que un partido, una soberbia excitación a la fraternidad liberal democrática de España y al mantenimiento de la constitución de 1931

El congreso fundacional de Unión Republicana se celebró en el teatro María Guerrero, los del 28 al 30 de septiembre, con asistencia de 948 representantes. En su intervención, Gordón Ordás describió ante los delegados un proyecto de coalición de izquierdas, que es sería un anticipo del Frente Popular que se constituiría año y medio después.

La segunda semana del congreso estuvo dedicada a la discusión del ideario y del programa mínimo, de los que, al menos el primero, experimentó sensibles modificaciones. Para el nuevo partido el Estado es:

-Una integración de autonomías municipales y regionales, dentro de la unidad indestructible de España-

El Estado debe organizarse mediante un poder legislativo designado por representación proporcional, un poder judicial con participación popular (jurado) y una administración reformada que asegurase la eficacia y responsabilidad de los funcionarios.

En materia de justicia, además, se planteará el objetivo de la democratización de la justicia, aspirando a la gratuidad de la misma. Promoverá, a su vez, el ascenso de los jueces por aptitud.

En el aspecto económico aspira a la nacionalización de la tierra, aguas, minas y ferrocarriles, aunque la explotación de aquella se realizaría en virtud de arrendamientos que garantizasen al cultivador el dominio útil. Existirá el patrimonio familiar inembargable y quieren crear una red eléctrica nacional. “El impuesto, como instrumento de la justicia social, no podrá gravar el trabajo, recayendo sobre las rentas, las sucesiones y sobre el capital de monopolios”. Además, plantean la regulación de impuestos, fijando su relativa presión en razón inversa a la utilidad social de la riqueza que grava. Proponen, por último, en materia económica, crear un Banco Nacional con privilegio de emisión.

En cuanto a la legislación obrera, “Unión Republicana, partiendo del principio constitucional de que España es una República democrática de trabajadores de todas las clases, afirma su propósito de llevarlo inmediatamente a la realidad, a fin de que todos los españoles cumplan su deber de trabajar y hagan efectivo su derecho al trabajo”. Se propone también, “asistencia social del Estado” y crear instituciones para prevenir el paro y remediar sus consecuencias.

Las reformas sociales buscan el pleno reconocimiento de los derechos individuales (asociación y sindicación) y la intervención estatal para garantizar la “participación del obrero en la dirección y el beneficio de las empresas”. Junto al establecimiento del salario mínimo sería la primera etapa para logar el producto íntegro del trabajo. También proponen la creación del ministerio de Sanidad para aumentar la asistencia médica.

En materia de comunicación aspiran a comunicar todos los pueblos y aldeas de España con un plan de caminos vecinales; y la nacionalización de los servicios telefónicos.

Referente a la instrucción pública, una de sus primeras medidas sería la sustitución inmediata de la enseñanza religiosas. Además, seguiría apoyando la orientación pedagógica a los alumnos sobre las Cortes Constituyentes y la República.

En cuanto a la religión se hace constatar que se cumplirán las leyes laicas.

El documento también establece como debe desarrollarse la reforma agraria:

a)    La mayor tierra posible a los campesinos con el ritmo que permita el presupuesto, creando el patrimonio familiar inembargable.

b)   Ley de contratos de arrendamientos de fincas rústicas asegurando una renta justa, prohibiendo los desahucios que no obedezcan a la falta de pago o a abandono del cultivo, estableciendo la prórroga de los contratos siempre que el dueño no necesite la tierra para cultivarla directamente, fijando la obligatoriedad para el propietario de abonar las mejoras útiles efectuadas por el arrendatario antes de que este tenga que abandonar la tierra y regulando todos los derechos del arrendatario en orden a la tierra que cultiva.

c)    Inmediata ley de bienes comunales para facilitar un rescate.

d)   Creación del Banco Agrario Nacional, con aportación inicial de 500 millones de pesetas, estableciendo sucursales en todo el territorio nacional para facilitar el crédito a ganaderos y agricultores sobre garantía inmobiliaria, mediante hipoteca virtual, o sea sin gasto de documento público, sobre la garantía prendaria registrada (agrícola y pecuaria) o sobre cualquier otra forma de fianza.

En este programa, Unión Republicana reiterará que el “principio básico es el más escrupuloso acatamiento de la Constitución, de tal manera que no resulte vulnerada ni en su letra ni en su espíritu”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s